Principios del matrimonio parte II - Carolina Ortiz

Principios del matrimonio parte II

caro-ortiz-maquillaje-maternidad-amor-pareja-121
Principios del matrimonio para una relación exitosa. Parte I
enero 11, 2014
caro-ortiz-maquillaje-maternidad-amor-pareja-119
Huyendo de las manchas en la piel
enero 16, 2014

Continuación los principios del Matrimonio

2 La perseverancia: Piensa por un minuto que fue lo que te llevo a enamorarte de tu cónyuge? Seguramente fueron las cosas que hacía por ti y para ti, tal vez los detalles, las palabras románticas, las tarjeticas, las invitaciones sorpresa a cenar, la ayuda y apoyo que te brindaba, etc., Pudiéramos agregar mucho más a la lista; lo cierto es que la perseverancia de cada uno por agradar al otro es lo que en definitiva hizo que nos enamoráramos. La pregunta que surge es ¿qué paso después de un tiempo? ¿Ya no sientes pasión? ¿Se acabo el mariposeo en el estomago? ¿Crees que ya no amas al otro como al principio? Muy seguramente es porque dejaste de perseverar y de hacer aquellas cosas que hacías al principio cuando se conocieron, cayeron en la rutina del aburrimiento y crees que se acabo el amor; no es así, el verdadero amor es una decisión y la pasión y el enamoramiento se construyen día a día. Persevera, vuelva a hacer lo que hacías al principio y que a tu cónyuge le agradaba tanto. Decide hacerlo incondicionalmente porque al final lo que realmente cuenta es el amor incondicional.

3. La Posesión: este principio es la base de la intimidad emocional y física en la relación de pareja. Una vez que entramos en el matrimonio decidimos voluntariamente hacer partícipe al otro de TODOS nuestros bienes, y todo es todo!!!! No puedes decirle al otro: “todo lo mío es tuyo excepto……”. Por ejemplo: “! los sábados son míos!!!” “No uses mi carro!” ” Este es mi computador y no quiero que lo uses!”. En un matrimonio que realmente desea tener una relación exitosas no se usan los “MI”, se usan los “Nuestro”; Nuestro carro, nuestra casa, nuestro fin de semana, nuestros hijos, etc. Cuando no compartes todo (entendiendo que hay cosas que tienen límites normales dentro de la relación) y privas al otro de cualquier cosa, el mensaje implícito que le trasmites es: “no eres lo suficientemente confiable e importante para compartirte esto/aquello”. Esto, sin lugar a duda, crea desconfianza emocional que es la causa numero uno de fracaso en la intimidad emocional y sexual. En el área sexual cuando privas a tu cónyuge de tiempos de intimidad, le transmites el mismo mensaje, y literalmente quien es privado se siente menos importante, no confiable, rechazado y menospreciado, aspectos que literalmente acaban con la intimidad que toda pareja anhela y necesita.

4. La pureza: El origen del hombre es la desnudez. Jamás vi a alguien nacer vestido!!! Has visto como en algunos de nuestros países latinoamericanos los niños pequeños caminan desnudos sin ninguna vergüenza? Claro, será por pobreza en la mayoría de los casos, pero en definitiva un niño no siente vergüenza de ser visto desnudo hasta cierta edad cuando pierde su inocencia y le siembran malicia en su mente. Este principio de la pureza le indica a cada cónyuge “puedo estar “desnudo” física y emocionalmente delante tuyo; no tengo temor a juicio, rechazo o señalamiento; Puedo compartir mis partes más intimas (sexualidad) contigo, así como mis más íntimos y profundos sentimientos y emociones; Si en una relación matrimonial uno de los dos tiene temor a “abrirse emocionalmente” esto causara un ambiente de inseguridad que no les permitirá conectarse al nivel que los seres humanos necesitamos. El lugar más seguro emocionalmente hablando donde cada cónyuge debe sentirse es en casa. “abrirse emocionalmente” con personas del sexo opuesto fuera de la relación matrimonial es una bomba de tiempo. Buscar “seguridad” para compartir tus intimidades emocionales en un compañero/a de trabajo, estudio, etc., del sexo opuesto puede ser el inicio de una infidelidad.

Es una necesidad esencial del ser humano ser aceptado tal y como es, incluyendo sus emociones, pensamientos e ideas. La pregunta que surge es ¿estás tú generando un ambiente seguro a tu cónyuge para que exista la apertura emocional que él/ella necesita? ¿Te has burlado o reído de sus emociones expresadas en el pasado? ¿Menosprecias sus sentimientos y tal vez has causado que busque en quien refugiarse?

Todos los seres humanos anhelamos ser felices, soñamos con una familia saludable y queremos tener éxito en nuestra vida relacional; Con el conocimiento adecuado, la enseñanza correcta y la actitud de cambio necesaria se puede lograr construir una relación de pareja que se convierta en fuente de la más profunda satisfacción que jamás hayas experimentado, aun más placentera que el enamoramiento que te llevo a casarte!

Autor: Francisco Robledo

Para contactar a la organización Amar y cuidar: http://www.amarycuidar.org

https://www.facebook.com/AmarYCuidar

Carolina Ortiz
Carolina Ortiz
Soy comunicadora social, Life coach, maquilladora, esposa y mamá. Creo en la mujer como transformadora de la sociedad, por eso he creado este blog para darle herramientas en todas las áreas de su vida para asumir los retos con los que nos enfrentamos las mujeres de hoy, sentirnos empoderadas y ser una mejor versión de nosotras mismas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *