Soy diferente, es inevitable! - Carolina Ortiz

Soy diferente, es inevitable!

caro-ortiz-maquillaje-maternidad-amor-pareja-16
Limpieza facial en dos pasos!
junio 14, 2016
Fraude!!!!!
julio 19, 2016

Las mujeres estamos pasando por cambios constantes en nuestra vida, así como nuestro ciclo revela 28 personalidades en un mes, cada etapa de nuestra vida nos pone una montaña rusa de cambios, emociones y hormonas. No es fácil ser mujer desde mi mirada, son muchas las presiones y los estandares que tanto la sociedad como nosotras mismas nos ponemos y que no nos llevan a desarrollar lo mejor de nosotras.

Ser mamá te cambia la vida punto! cuando me preguntan, cuanto te ha cambiado la vida? es completamente, creo que mi nombre es lo único que no me ha cambiado, me cambio la casa, cambio la relación de pareja, cambio mi mente, cambio mis hormonas, cambio mi cuerpo, cambio mi forma de ver el mundo, los horarios, las prioridades de vida, hasta el carro que tenia lo cambie ahora que soy mamá. dentro de todo estos cambios creo que lo que mas ha cambiado soy yo!

De mujer a mujer y sin pelos en la legua, me debato muchas veces entre si seduzco a mi esposo o duermo, si me maquillo o salgo tal cual me desperté con el pelo como electrocutado. Sin embargo a pesar de debatirme entre tantas cosas de la cotidianidad que antes eran normales para mi y no las consideraba un esfuerzo, hoy con amor acepto que he cambiado y que mi vida seguirá cambiando, ya no tengo las mismas responsabilidades y prioridades que tenia a los 18 años o a los 21 o a los 26 antes de ser mamá. Ahora tengo a alguien que depende de mi, y no solo sus necesidades básicas que es lo que menos me ocupa (ocupándome bastante), sino que sea una persona capaz, con valores, con propósito y principios sólidos. Eso es lo que me desvela!

Dejarnos como mujeres nos aterroriza, pensar en que no hay tiempo para cepillarnos el pelo, programar hasta cuando vamos a tener intimidad con nuestra pareja (con altas probabilidades de no cumplir a la cita planeada con un mes de anticipación) son cosas que nos pasa a muchas mujeres, y les quiero contar como he vivido yo este proceso de cambios para aceptarlos y estar en paz. Esto que les quiero compartir no aplica solo a las que somos mamás sino también a todas las mujeres que pasamos por diferentes cambios.

  • Respeta el proceso, cada una de nosotras tiene un tiempo de volver a sentirse activa, atractiva, y bien con ella misma. Regalate el tiempo que necesitas para volver a tu feminidad, no tiene que ser al otro día del parto, o a los 8 días, a no ser que así lo sientas. Pero permite que tu propia vida te vaya mostrando como lo debes hacer.
  • No te compares! Cuando tuve a mi bebe puse una foto a los 3 meses con mi cuerpo de posparto, alguien comento en mis redes que ella a los 8 días ya estaba regia, como si no hubiera pasado nada, que alegría por ella!!!! en mi caso no fue así, tuve que hacer mucho ejercicio, comer saludable y dejar que pasaran varios meses hasta que pude decir ya me siento bien con el mi cuerpo. No se convirtió en una obsesión, simplemente sabia que estaba haciendo las cosas necesarias y que eventualmente mi cuerpo estaría bien y sano en su propio tiempo.
  • Habla con tu pareja sobre tu vida intima, como te sientes y como esta tu deseo o la falta de este, si tienes a un buen hombre, él comprenderá que es un ajuste del proceso. Una forma de decirle es primero haciendo mención de sus sentimientos, muéstrale que los estas teniendo en cuenta, cuéntale lo mucho que lo amas, y después explicale lo que te pasa mentalmente y físicamente, después dile lo que necesitas de él para que los dos queden contentos con la situación.
  •  La maternidad es lo mas hermoso que nos puede pasa en la vida, eso claro esta. Pero si tu no estas bien es muy dificil que le puedas transmitir la mejor energía a tus nenes. Si bien ser mamá es un labor de 24 horas, ser mujer también lo es, y ser ser humano con necesidad de motivación, superación y servicio también lo es. ten proyecto que te motiven y que no estén necesariamente relacionados con tu chiquito. encuentra tiempo para ti, haz un curso, desarrolla nuevas habilidades, mira nuevas posibilidades de negocio… haz algo de trabaje otras partes de tu mente y no solo la maternal.
  • Ponte hermosa, no solo para que tu marido o pareja te vea, sino para que cuando te mires en el espejo veas la mejor persona que puedes ser. Cuando una mujer se siente bonita, camina diferente, mira diferente y habla diferente. Lo que muchas veces vemos como algo superficial como es arreglarnos, puede ser el motor que necesitas o el eslabón que te faltaba para reconectarte contigo misma. Entra a tu closet y arma nuevas pintas, redescrubre la ropa que antes te encantaba y sacate la camiseta vomitada de leche de tu nene que era de tu marido cuando estaba en la universidad hace 17 años.
  • Si tienes la posibilidad no solamente entra al closet, sino que compra ropa nueva que se vea bien en tu nueva figura, yo espere casi 10 meses para comprar ropa nueva, hasta que llegue a mis peso antes del bebe. Pero comprar ropa que te queda bien te hace sentir bien.
  • Conoce otras mujeres que están pasando por lo mismo que tu, ve al parque o aun calase de estipulación que te conecte con otras madres, encontrarse con personas que están pasando por lo mismo que tu y que puedan compartir experiencias y anécdotas te va a ayudar muchísimo!
  • Establece una rutina de belleza sencilla, así un día te bañes a las 7am y otro a las 4 pm. Una rutina que te haga sentir bonita y que sea fácil de seguir. 
  • Lo mas importante es amarte y aceptar que estas pasando por un proceso de cambio, que te debes tener paciencia. Perdonate si te has presionado o has intentado hacer cosas para las que no estabas preparada en tu proceso de cambio, no estas sola en esto. Somos muchas mamás que nos identificamos contigo y juntas lograremos estar bien!
Carolina Ortiz
Carolina Ortiz
Soy comunicadora social, Life coach, maquilladora, esposa y mamá. Creo en la mujer como transformadora de la sociedad, por eso he creado este blog para darle herramientas en todas las áreas de su vida para asumir los retos con los que nos enfrentamos las mujeres de hoy, sentirnos empoderadas y ser una mejor versión de nosotras mismas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *